Comunicado a la opinión pública

Publicada en Publicada en Noticias

El señor alcalde ha sido reconocido desde el comienzo de su carrera política por su estilo particular: arrogante y arbitrario ha sido siempre sordo a la voz de la ciudadanía. Su talante autoritario ha empeorado en esta segunda administración gracias al vasto poder que le asegura su cercanía con los sectores más poderosos del país. El Peñalosa del siglo XXI ha demostrado que recuperó Bogotá para los financiadores de su campaña, y que en lo más bajo de su lista de prioridades está escuchar a la ciudad.

Esta arrogancia ha salido a flote desde los primeros días de su gobierno; el trato despectivo con los vendedores ambulantes, el abandono a los más vulnerables con la supresión de los programas preventivos de salud, la improvisada intervención del Bronx, fríamente calculada, para actuar como cortina de humo y cubrir la aprobación irresponsable por parte del Concejo de Bogotá de un plan de desarrollo que le causará a la ciudad daños irreparables como: la venta de la ETB, la pérdida de la reserva Thomas van der Hammen o la injustificable detención del metro subterráneo para Bogotá. Esta arbitrariedad no ha cambiado a lo largo del mandato, así asistimos hace pocas semanas al indefendible abuso contra la población en situación de discapacidad que protestaba pacíficamente en la Plaza de Bolívar por la reducción de sus subsidios en el transporte público y al incendio de un asentamiento de recicladores y desplazados en Suba-Bilbao con el pretexto de que buscaba salvarlos de un segundo Mocoa.

La sordera del alcalde junto con la complicidad del Concejo y de los medios de comunicación han sido el principal insumo de esta insatisfacción generalizada de la ciudadana que hoy se ve reflejada en la entrega anticipada de 660.000 firmas por parte del comité Unidos Revocamos a Peñalosa.

Vale la pena aclarar que nuestro comité se ha visto obligado a adelantar esta primera entrega parcial de firmas, dado el complot que se cierne sobre esta iniciativa por parte de los Gobierno Nacional y Distrital a través del CNE. Peñalosa ha logrado lo que ningún otro político: sumar el apoyo de todos los sectores corruptos de la fauna política nacional sin distingo de color político (Vargas Lleras, Santos, Uribe y hasta Venus Albeiro Silva) por lo tanto, no suena descabellado que en un acto de desespero, estos poderes decidan darle una patada al tablero de la democracia y suspendan los mecanismos de participación ciudadana para salvar al acalde que les devolvió los principales negocios de Bogotá.

La insatisfacción generalizada de la ciudadanía no se define en los escritorios de un cuestionables magistrados; sino en las urnas, como lo piden las 660mil personas que ya nos han honrado con su apoyo.

Agradecemos muy especialmente a estos 660 mil ciudadanos y a todos los que están apoyando este procesos de revocatoria.

¡Nos vemos en las urnas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *